domingo, marzo 28, 2010

Bostezos

Hacía muchísimo tiempo ¿años tal vez? que no me daba un bajón tan prolongado para escribir en mi blog. Éstos primeros meses del año no han sido del todo fáciles, y entre otras cosas, el cansancio y el fastidio han hecho mella en mí en cuanto a "vivir" se refiere. Aunque entre altos y bajos no he parado con mis comisiones, en la parte personal ando con una racha de apatía artística -y bloguera- generalizada desde hace largo rato. La verdad es que estoy extremadamente asqueada de la gente en general (mucho más que de costumbre), y sin darme cuenta me he vuelto significativamente más huraña de lo que nunca antes había sido. Ciertamente nunca me he caracterizado por amiguera, pero cuando era una chamita -más ingenua y menos desconfiada- me resultaba bastante más fácil hacer amistades -o más bien, tenía más ganas-, sin embargo, hoy con mis recién cumplidas 31 primaveras me siento más que nunca como un viejito gruñón en ese aspecto.
Otra cosa que me afecta también, es el ver, desde ésta isla, a un océano de distancia, cómo mi país se ha convertido paso a paso en un garito, en el Reino de Jauja, donde se amarra a los perros con chorizo y los policías están en la cárcel mientras los pillos "vigilan" la ciudad; pero no sé qué me produce más repulsión: si ver cómo Venezuela avanza indetenible hacia la destrucción, o cómo la gente allá se deja poner las pezuñas del caudillismo encima, resignadas, sin hacer nada más que quejarse y pedir ayuda (¡jaja!) organismos extranjeros -de adorno- para que arreglen el problema de casa... pero de este tema tan amargo ya hablaré mejor en otra ocasión; a veces pienso que el mayor mal que hay en éste mundo somos precísamente nosotros, las personas.
Para cerrar por el momento, y cambiando radicalmente de tema, finalmente decidí fusionar mi otro blog, YumeGari, con el presente, OTS. No le veo sentido a llevar dos sitios cuando puedo perfectamente manejar aquí lo que escribo ocasionalmente en aquel, así que a partir de ahora, mis posts y comentarios sobre mi hobby de las BJDs pueden leerlos por aquí, junto con los que vendrán.
En fin, procuraré ir poniendo un poco al día éste rincón a partir de ahora, que ya está bueno de hibernar, tal vez así consiga por fin sacudirme tanto aire caliente de la cabeza.

Hasta pronto.

2 comentarios:

quinqui ^_~ dijo...

Holas amiga
Y debo decir "colega" de lo pensamientos. No sé si tenga que ver con el hecho de haber pasado a los 30, pero he experimentado sensaciones parecidas este año, sobretodo tras el hecho de haber cambiado de lugar de trabajo, donde he tenido que conocer y tratar con gente distinta de la que acostumbraba en todos los años que llevé en el otro trabajo. El caso es que ahora, como tú, me he reafirmado en mi hurañismo, el cual llevaba tan bien antes, pero como ahora trato con gente que no sabe que soy huraña, ahí tengo que entrar a explicarles con peras y manzanas que no es mala onda, sino es que simplemente para no explicar, sólo armarme de paciencia hasta que se aburran de verme como bicho raro y me dejen pasar en paz.
Uf, hay tema para rato cuando se trata de pensar en cómo vemos el mundo, en cómo pensamos que debiera ser, en cómo es la gente en masa, y en cómo debemos tratar de vivir en comunión con ellos sin llegar a los encontrones.
En fin, ánimos amiga, que no estás sola en tu hurañez ^^, acá hay dos chilenos que sienten igual que tú ^^ (mi amor y yo :P)
Un abrazo a la distancia :3

Len dijo...

Gracias amiga, tus palabras me dibujaron una sonrisa en la cara. ¿Sabes?, muchas veces me deprime horrores el que casi todas las personas con las que más afinidad siento estén a miles de kilómetros de distancia, y entre ellos están los amigos online que conservo desde hace ya varios años (donde te incluyes tú).
¡Te mando un abrazo de oso! ♥

Post relacionados:

Blog Widget by LinkWithin