domingo, junio 01, 2008

Casita, casita...

Estamos de mudanza... ¡otra vez!. Finalmente, tras seis larguísimos meses de ansiosa y angustiosa espera, Alberto recibió la semana pasada la llamada de RTVE para iniciar en la plaza de trabajo para la que concursó el año pasado, y ahora, de Tenerife, nos mudamos a Gran Canaria. Si Dios quiere y todo sale bien, dentro de una semana estaremos en nuestra nueva casa, al fin, AL FIN, completamente nuestra y sin tener que convivir con nadie más.
Todos éstos días hemos estado trabajando como hormiguitas recogiendo y seleccionando las cosas más esenciales para llevar de momento. Hoy precísamente, mientras acomodaba mis peroleras de dibujo, me asombré al caer en cuenta que, por ejemplo, mi pequeña colección de doujinshis (que es pequeña, pues ni siquiera llego a 15 títulos), hace por sí sola un auténtico fardito (claro, con todo y los embalajes para proteger los tomos), y si así son un conjunto tan pequeño de libritos, imagínense el resto de las cosas. Es increíble la capacidad del ser humano de abarrotarse de trastos, y peor, cuando pretendemos hacer limpieza y botar cosas inútiles, y nos damos cuenta de que no tenemos nada que botar.
Estoy feliz, aunque no negaré que al mismo tiempo siento un poquito de angustia ante ésta nueva etapa de nuestras vidas, pues nos vamos a un lugar donde no conocemos a nadie mientras que aquí, Alberto tiene familia por toneladas (literalmente, levantas una piedrita y sale un tío o un primo), pero ni modo, hay que ver hacia adelante (¡mis papás pasaron por una experiencia muy parecida cuando yo era una bebé y a nosotros nos irá igual de bien!). Algo que sí lamento es que debido a éste repentino cambio de planes me veo obligada a retrasar la entrega de ilustraciones para el próximo batch de Ryvah (uno de mis contratos fijos de comisiones), odio extremadamente retrasarme con mis trabajos, pero no me queda otro remedio. Estoy molida, ahora me voy a dormir.

4 comentarios:

Cristina Alonso dijo...

Me alegra ver que afrontes con ilusión el cambio... ^^ ¡Te deseo toda la suerte del mundo! ;)
También estoy acostumbrada a las mudanzas y los cambios...Da mucho que pensar ver todas nuestras cositas embaladas, como si los recuerdos del tiempo pasado en un lugar se pudieran resumir en un montón de cajitas...
Ánimo con todo y un par de rosas! ^^

PD> Ays! Te dejo la dirección de mi nuevo blog! >>http://snowrose.cristinalonso.com
Besos!

Len dijo...

Muchas gracias, linda ^_^ , y sí, la verdad es que estoy algo cansadita de andar de nómada.
Y gracias por el link, voy a añadirte en mi listita lateral. ^^

Besitos!

quinqui ^_~ dijo...

Otra vez de mudanza X_X
Pues yo lo hallo agotador, más que nada por lo mismo que abriste el tema: por los trastos acumulados, que para uno son esenciales, pero que para el cambio son basura o innecesarios.... es una lata ser tan cachurera, es como ser adicta, no se puede dejar sin sentir que te falta algo :(
Whatever, suerte y ánimos con el cambio ^^ Oye sobre lo de que van a lugar nuevo, eso yo lo encuentro más animante que desolador, porque es como comenzar una aventura, como un jueguito de rol donde empiezas de cero, jejeje...

Arinna dijo...

Animo con la mudanza ^o^ yo estoy mas o menos igual pero en mi propia casa jeje por fin voy a tener mi propio cuarto ^-^

Post relacionados:

Blog Widget by LinkWithin